La isla de las flores

Un tomate es plantado, cosechado, transportado y vendido en un supermercado, pero se pudre y acaba en la basura. ¿Acaba? No. ISLA DE LAS FLORES lo sigue hasta su verdadero final, entre animales, basura, mujeres y niños. Y entonces queda clara la diferencia que existe entre tomates, cerdos y seres humanos.

“La isla de las flores”, dirigido por el brasileño Jorge Furtado es uno de esos productos audiovisuales amateur que cambiaron el devenir del arte allá por 1989. Sencillo, irónico, atrevido, dinámico, original, para demostrar que el lenguaje audiovisual es grande, contundente y eficaz.

http://video.google.com/googleplayer.swf?docId=4670557832710277491&hl=es

Anuncios