Contribuciones al Poderoso Drama

Volviendo a ver “El Club de los Poetas Muertos” después de unos años compruebo lo bien que ha envejecido, todo un signo de que es una buena película. Puede que esto se deba al anacronismo de su mensaje. No sé como Whitman o Thourandot se las arreglaron para se comntemporanoes de los que nacieron 100 años después.

No sé si es casualidad o que quedé demasiado impresionado por esta historia en mi adolescencia pero aun sigo con ganas de contribuir al poderoso drama. Cómo iba a imaginar hace 18 años que sería mediante algo llamado Blog en algo llamado Internet, cuando empezaba a pelearme con mi primer ordenador compatible, un 286 en el que había que escribir con el WordStar.

Nostalgias informáticas aparte, los blogs se han convertido en una estupenda herramienta de expresión, ya sea para la comunicación, el periodismo, la literatura o la fotografía. Una buena forma, citando a Walt Whitman, de contribuir con un verso al poderoso drama, y de paso poder arrancar espinitas clavadas y matar algún que otro gusanillo literario.

¡OH, MI YO! ¡OH, VIDA!

¡Oh, mi yo! ¡oh, vida! de sus preguntas que vuelven,
Del desfile interminable de los desleales, de las
ciudades llenas de necios,
De mí mismo, que me reprocho siempre (pues,
¿quién es más necio que yo, ni más desleal?),
De los ojos que en vano ansían la luz, de los objetos
despreciables, de la lucha siempre renovada,
De lo malos resultados de todo, de las multitudes
afanosas y sórdidas que me rodean,
De los años vacíos e inútiles de los demás, yo
entrelazado con los demás,
La pregunta, ¡Oh, mi yo!, la pregunta triste que
vuelve – ¿qué de bueno hay en medio de estas
cosas, Oh, mi yo, Oh, vida ?
Respuesta:
Que estás aquí – que existe la vida y la identidad,
Que prosigue el poderoso drama, y que
puedes contribuir con un verso.

Walt Whitman


Y como supongo que mejor que colaborar con un verso, es hacerlo al menos con dos, y no hay mejor colaboración que el trabajo en equipo, aquí presento otro nuevo proyecto:

Y no será el último. Cine y música esperan. Tiempo al tiempo.

Anuncios