CALENDARIOS

Todos los años tenemos que soportar la misma polémica con algo que ya es habitual, los calendarios “eróticos”. No me gusta este término que tan alegremente utilizan para definir posados que en la mayoría de las ocasiones forman parte de un juego, en el que se ríen, se sueltan, se atreven, con el ánimo de contemplar las reacciones de amigos y vecinos, y de paso lograr algo de pasta, habitualmente para causas benéficas.
El erotismo es un compendio de sexualidad, provocación, deseo, complicidad, intimidad, y solo se parece a lo de los calendarios en cuanto a la parcela de juego y osadía que comparten. Pero mi objetivo no era hablar de erotismo, sino de estos calendarios.
Las azafatas de Ryanair han puesto a la venta un calendario que la FACUA (Federación de Consumidores en Acción) ha considerado sexista y que atenta contra la dignidad de las mujeres. Los cuerpos de esas azafatas han tenido que ser cultivados en gimnasio, con una dieta apropiada, y cuidándolo mucho… ¿es indigno lucirlo en un calendario? y sexista, ¿porque esas mujeres son apetecibles sexualmente?. Demasiada demagogia, porque igual que en el de bomberos no aparecen mujeres porque apenas hay, en el de unas madres que buscan fondos para un local de jóvenes para sus hijos no hay hombres porque es de madres, y en el de los curas del Vaticano no hay mujeres porque no las hay. En cuanto a las azafatas, otro tanto… hay muchas más mujeres azafata que hombres, y eso es una realidad.
Es tan inaceptable que haya discriminación por género como paridad por ley. En un trabajo tienen que estar las PERSONAS más válidas, y en un calendario sexy los cuerpos más atractivos. Y si no, adelante… echad un vistazo a los videos de Ryanair y del Vaticano, y decidme si los dos no tienen como objetivo ofrecer la vertiente más sensual de ambas entidades.

Video Ryanair

Video Vaticano

Anuncios