Cuerdos de atar cumple un año

Como la mayoría de buenas ideas que nos han surgido últimamente, también Cuerdos de atar surgió en un bar, entre cervezas, risas y servilletas garabateadas. No sabíamos que saldría de esa idea pero aquí estamos, un año después, con unas cuantas entradas (gracias a Pablo sobre todo) y un montón de visitas que ni soñamos aquel día.

La idea era crear el blog para escribir continuamente y no abandonar todo después de la universidad. Para mi suponía un reto doble; empezar a familiarizarme con el mundo de los blogs y empezar a escribir en español. La verdad era un reto imponente ya que poco tenía que decir al lado de los demás cuerdos pero eso era lo bonito; hacer algo diferente y un tanto difícil.

Lo mejor de todo esto ha sido la oportunidad de ver que hay más gente a la que le interesan los mismos temas, que comparte inquietudes con nosotros y los blogs que hemos ido visitando durante este tiempo. Sigue sorprendiéndome que nos escriba gente desde sitios tan diferentes.

Por lo demás, poco más tengo que decir, felicitar a los cuerdos por nuestro primer aniversario, sobre todo a Pablo por ocuparse de que esto haya durado tanto y seguir intentando publicar de vez en cuando; aunque para que mentir, saber que lo que escribo lo leen más personas que mis amigos imponga un poco.

Anuncios