Voto útil

El pasado fin de semana las televisones recordaron en distintos reportajes las manifestaciones contra la guerra de Irak en Madrid hace 4 años que precedieron a las anteriores elecciones generales. Se pudo ver de nuevo a Saramago citando a Chomsky en su discurso, diciendo aquello de .. “en este mundo hay dos superpotencias, una es EEUU la otra la opinión pública..” En nuestro ámbito, y en tiempo de elecciones, se podría decir que existen dos bandos, uno el de los dos partidos mayoritarios intentando controlar a la opinión pública, que de eso trata precisamente una campaña electoral, el otro, la propia opinión pública intentando no dejarse controlar.

De un tiempo a esta parte, el miedo es la principal arma de los diseñadores de campañas para mover a la opnion publica. Y los dos partidos la utilizan. En el pasado los políticos nos prometían hacer realidad nuestros sueños, ahora prometen protegernos de nuestras pesadillas, y para ello, necesitan que sintamos miedo.

Lo hace el PP, cuando invoca nuestro miedo a ETA, a los inmigrantes asociandolos con delincuentes, a la inseguridad ciudadna, a la delincuencia juvenil, al cambio climático (ahora), a las hipotecas, y a todo lo que se le pueda tener miedo.

El PSOE es más sencillo, simplemente promete protegernos del PP. Su discurso no está en mantener una actitud agresiva, activa, ofensiva a la hora de afrontar los problemas. No pasa al ataque con los problemas, si no que promete defendernos del PP, defender la alegría. Zapatero es afable, amable, se ha puesto la piel de cordero para estas elecciones y necesita que Rajoy sea lobo, para que su piel de cordero, que es solo piel, sea perceptible por todos y cada uno de los ciudadanos.

Los dos partidos utilizan las mismas armas y nos ofrecen las mismas no-soluciones. ¿Nos lleva todo esto a un sistema político menos democrático? Si lo contrario a la democracia es la dictadura, en la que sólo existe un partido, un sistema en el que sólo existen dos partidos, no está al borde de dejar de ser democrático?

De hecho, si esta campaña difiere de las anteriores en algo es en la poca notoriedad del resto de formaciones políticas. Ya estabamos acostumbrados a que el PSOE silenciara a IU, pero esta vez ni siqueira los nacionalistas han logrado aparecer en los medios. Ni ETA ha logrado meter en campaña a los nacionalismos vascos ni Carod Rovira a los catalanes. Tal vez lo consiga Kosovo, o la renuncia de Castro, pero parece dificil

Hace cuatro años vivimos unas elecciones espectaculares. El 11M rompió las reglas del juego y la gente votó llená de coraje, o lo que es lo mismo, sin miedo. Sin eese miedo que utilizan los partidos en campaña para controlar el voto y la opinión.

Vote a quien vote cada uno, un poco de utopía se produciría si cada cual votara a quien quisiera, libremente y sin miedo. Sin votar a la contra. En estos tiempos, el verdadero voto util es el que pueda salvaguardar una democracia con un espectro amplio de opciones políticas. Para todo aquel que me diga que vote de forma util, y con ello dé mi voto a uno de los dos partidos que pretenden alternarse en el poder de por vida, yo le contestaría lo mismo que Bartleby, el testarudo personaje de Melville:

“Preferiría no hacerlo.”

Anuncios