Bruce Springsteen en Donostia

Con tres cortas horas de concierto nos deleitó anoche Bruce Springsteen en el Estadio de Anoeta de San Sebastián. Desparrame de música y energía del rockero de New Jersey encima de un escenario en el que le acompañaban los diez músicos de la E-Street Band, incluida su mujer, Patti Scialfa.

Un repertorio extenso y variado como el de que dispone The Boss implica que algunas canciones tienen que quedarse en el tintero (en este caso Born In The USA, The River, Streets of Philadelpjia o Tunnel of Love no sonaron), sin ambargo no faltaron Dancing in The Dark, Born To Run, Thunders Road o Hungry Hear de entre las más cásicas. No faltó la reivindicación (en castellano), contra el gobierno de Bush y el fin de fiesta con una versión (Twist and Shout/La bamba)

La sensación final que nos dejó Bruce Springsteen es que nadie se lo pasa mejor encima de un escenario como este rockero estadounidense y eso se transmite a quien asiste el concierto. Acabamos tan agotados como él. Así lo vimos.

Anuncios