Ensaladilla rusa


La ensaladilla rusa se caracteriza por mezclar de forma cremosa diferentes ingredientes, que cada uno puede variar a su gusto. Por eso, y porque sí, realmente, es un plato imprescindible en la gastronomía rusa.
Durante los tres días que pasé en Rostov del Don, una de las ciudades más capitalistas de Rusia, con más de una veintena de facultades universitarias y más de un millón de habitantes, todos ellos tuvimos ensaladilla rusa como primer plato, y sí, uno de ellos combinado con un filete ruso.
Pero, sin duda alguna, lo que más me llamó la atención es que todos los días, al despertar, y asomarme a la ventana del hotel, veía la estatua de Lenin, autoritaria, vigilante, como reprochando a todos aquellos que lucían coches deportivos y lujosos que caminasen por esas carreteras creadas para que solo pudiesen recorrerlas los Lada que valientes adelantaban dejando un reguero de negro humo a silenciosos Toyotas.
Junto a Lenin pasaban centenares de militares, luciendo uniformes que evocaban la Segunda Guerra Mundial, plagados de brillantes estrellas, pero ya no tan brillantes como las botas, chaquetas y bolsos que se encontraban a cientos de miles en los enormes centros comerciales, en los que, cómo no, los grandes protagonistas eran Zara, Bershka, y Mediamarkt.

Anuncios