Self portrait


Siempre se empieza a escribir con un cierto respeto a la hoja en blanco y más aún si es para entrar en una nueva casa. Llevo un tiempo leyendo este pequeño rincón y ahora que una está al otro lado de la barrera todo se ve un poco más diferente ya que en ocasiones tiendo a pasar de puntillas por los sitios sin hacer mucho ruido aunque soy consciente de que esa precisamente no es la esencia de estos pequeños espacios.

Me pidieron colaborar, entre sorpresa e ilusión acepté encantada. No soy experta en nada porque creo que la mejora y el aprendizaje es algo que nunca se acaba pero si que entiendo algo de el mundo en el que me muevo que es algo que está bastante de moda últimamente.

En un mundo en constante cambio y evolución no paro de sorprenderme por iniciativas o proyectos que imaginaba imposibles pero que en realidad están sucediendo. Hay gente por todo el mundo intentando hacer cosas, compartir y mejorar lo que ya tenemos. Hay gente con ganas, gente joven con proyectos, con ideas y sobre todo con mucho valor para hacer lo que hacen. En este pequeño hueco que me han cedido intentaré recopilar proyectos con los que me cruzo bastante a menudo últimamente para abriros pequeñas ventanas que espero que os sirvan para ampliar un poco más nuestra visión sobre el mundo.

Empezaría a soltaros poco a poco todas las ideas que voy conociendo pero he pensado que sería mejor que supieseis quien os la cuenta, mas que nada para imaginaros una cara o simplemente las manos que escriben estas palabras. Siempre he sido muy buena definiendo características de los demás pero al mismo tiempo pésima en ponerme etiquetas, pero por una vez lo intentaremos.

Siempre he sentido curiosidad por los pequeños secretos que esconde el día a día. Soy de las que cree que se comunica con los cinco sentidos y alguno más y que todo lo que hacemos crea un aura en nuestro entorno que es lo que a fin de cuentas transmitimos. Soy adicta a sacarle las tripas a la vida, a vivir los momentos como se merecen. Estudié Comunicación Audiovisual y supongo que eso me marcó más de lo que creí al acabar la carrera.

Os esperaré aquí con una taza de café para contaros todo lo que hace brillar mis ojos y me saca una sonrisa.

Por cierto, me llamo Olatz. Encantada de estar aquí.

Anuncios