Bases sólidas para futuros inciertos

“Los hijos los parimos nosotras, pero los hijos son de la sociedad” frase de una mujer trabajadora con dos hijos.

Cada sociedad crea los individuos que le hacen falta. En época de guerra es conveniente educar a las futuras generaciones en el amor por la patria, en los símobolos, las banderas y el miedo. En época de abundancia es bueno enseñarles a consumir, a comprar por comprar y a esconder traumas y miedos tras bienes que ni siquiera sabes para qué te sirven. ¿En época de cambio?

En este video se muestra cómo las escuelas cortan la creatividad de los niños. Tenemos una extraña afición por cortar las alas, por moldear a esos locos bajitos con sueños frustrados que han robado nuestras noches de sueño.

Enseñar es algo más que intentar hacer entender que dos y dos son cuatro. Enseñar es mostrar, abrir pequeñas ventanas de conociemiento, saber qué potencial se esconde tras los intereses de una cabeza alocada de siete años. Enseñar es crear la llama del querer aprender.

Soy de la generación de la ESO, y puedo afirmar que es uno de los mayores problemas que tiene este país. La enseñanza es la base de cualquier sociedad y estamos corriendo hacia un abismo al menospreciar su importancia. Crear ciudadanos responsables y consecuentes con sus actos es el deber de cualquier comunidad que pretende avanzar.

Con bases inestables el edificio carece de pilares para seguir hacia arriba. Lo que empieza en la ESO sigue a la universidad, donde vamos “porque tenemos que ir” no porque queremos aprender.

Mientras algunos intentan crear un mundo estable que no existe hay pequeños projectos que pretenden dar herramientas para gestionar esa inseguridad constante que es la vida. Una de ellas es KAOS PILOT.

Kaos Pilot es una universidad danesa donde un grupo de 30 estudiantes conviven durante tres años realizando projectos para el mercado real. En el primer año aprenden a realizar projectos locales y a gestionarlos para empresas reales, en el segundo año viajan en pequeños grupos a culturas totalmente ajenas a la danesa (Shangai, Africa, India…) para crear allí projectos comunes. Finalmente en el tercer año realizan un projecto en pequeños grupos y lo investigan en el lugar del mundo que mejor puede ayudarles.

Hay miles de ejemplos como este por todo el mundo, pero a veces parece que nos negamos a abrir los ojos y a ver que una buena base sostiene las mayores obras de arte.

Anuncios