"Pienso luego estorbo"


Muchos de los que en los 70 estaban en la universidad, debatían, discutían, protestaban, defendían algo mejor para todos e incluso corrían delante de los grises, nos han echado en cara que la juventud de hoy en día no es más que una generación de niños mal criados, que no hacen más que sentarse delante del ordenador.

Bien, ha costado lo suyo pero por fin hemos dado el salto y hemos pasado de la pantalla a la calle. Esto ha pillado con el ritmo cambiado a todos los políticos (hacia demasiado que no se organizaban manifestaciones sin ningún partido detrás…) y a tertulianos televisivos. Parece que no entienden demasiado de que va esto. Puede que la brecha generacional y el poco uso de internet de parte de esa generación tenga algo que ver (hay que reconocer que también hay mucha gente participando), pero ¿por qué tanta duda, ganas de buscar conspiraciones y pedir propuestas?
Ninguno sabemos como terminará esto, nadie sabe si llegará el 22M y todo pasará. Personalmente, creo que esto no tendrá demasiado efecto en los resultados del domingo pero eso es lo de menos. Lo que tiene que quedar claro es que hay miles de personas que piden un cambio y que están empezando a ser escuchados (hoy abrían telediarios y eran portada en la prensa internacional)
Mucho piden que especifiquen su programa. Como ya dijimos, no son un partido por lo que no tienen porque hacerlo (aunque ya lo hayan hecho) Son personas que piden a los que se supone que son nuestros representantes que cumplan y permitan una mayor participación. Lo que me cuesta entender es que los que tanto defienden esta democracia actual no lleguen a entenderlo.
Lo importante es que la gente está haciendo política. Participen más o menos en las asambleas o acampadas, todo el mundo en Sol (y supongo que en el resto de plazas) está hablando de política, economía, posibles soluciones para salir de la crisis, la ley electoral y un montón de cosas más de las que deberían hablar los políticos en vez de lanzarse mierda los unos a los otros. Comparten conocimientos, el que más sabe de un tema se lo explica a otros, preguntan, se interesan…
“Pienso luego estorbo” se leía en Sol. Puede que sea eso. Aunque criticados continuamente, prefieren tener a la gente delante del televisor que preocupada por su futuro. Para todo opinador profesional, antes de salir en antena, pasen por Sol y escuchen a la gente.
Os dejo la crónica de Ana R. Cañil, madre de unos 50 años y critica con esta generación, después de pasar por Sol.
Anuncios