Reforma de la negociación colectiva explicada para todos


Esta semana se ha aprovado la nueva ley de la negociación colectiva, que ha generado bastante malestar entre la gente que ya se encontraba indignada y ha dado más razones para los que aún estaban sin salir a la calle. Yo de economía no ando muy sobrada y aunque sé que hay cosas que no me gustan demasiado de la reforma (como la posibilidad de aumentar a tres años los contratos de prácticas) hoy he recibido una explicación muy clara de alguien que sabe más que yo del tema. Espero que a los que también andáis un poco perdidos esta explicación estilo Leopoldo Abadía de andar por casa os sirva.

Este resumen está sacado de la página de Democracia real ya!, que ya lo han explicado bastante bien pero por si quedase alguna duda, he añadido las explicaciones que me han dado:

* Flexibilidad interna: Esto implicaría “la modificación de las condiciones establecidas en convenio, aunque sea de forma temporal”, por ejemplo, mediante la bajada de sueldos, aumento del horario laboral, cambio en los sistemas de remuneración o rendimiento, o de los sistemas de organización del trabajo, descolgándose de los convenios vigentes o presentando expedientes de regulación de empleo (ERE). Vamos, que pueden cambiar las condiciones sin que tu puedas negarte. Hasta ahora si te negabas, te podían despedir, cobrando la indemnización, pero a partir de ahora, o te vas voluntariamente o te jodes.

* Convenios colectivos sectoriales o convenios de empresa: Los empresarios quieren aumentar el poder de la dirección de una compañía en las decisiones internas y decidir sin condiciones sobre asuntos como los salarios, las jornadas o la movilidad funcional y/o geográfica. Vamos, que los mínimos de la legislación laboral no los va a respetar ni el tato y el empresario podrá hacer lo que quiera.

* Prórroga de los convenios colectivos: La patronal pide poner fin a la prórroga automática de todo su contenido hasta que se logre un nuevo acuerdo. Esto dejaría desvalidos a los trabajadores en el caso de que no se llegase a un acuerdo con la patronal. Hasta ahora, si no se alcanzaba un nuevo acuerdo, seguía vigente el anterior. A partir de ahora, si no hay acuerdo el empresario podrá hacer lo que quiera.

* Fijación de los salarios a la productividad: De este modo, la marcha de la empresa o del sector, o la situación del mercado, determinarían el salario a cobrar por cualquier trabajador. Vamos, que el empresario podrá bajarte el sueldo diciéndote que la empresa va mal, lo que no incluye que nosotros paguemos menos en hipotecas, I.V.A. o lo que sea.

* Descuelgue: A petición de la CEOE y del CEIM, las empresas podrían descolgarse de las condiciones salariales de un convenio. Más facilidad para bajar los sueldos mientras dure el convenio y los delegados hayan firmado. Tranquilos porque ya se encargarán de añadir cualquier cosa que les permita bajar los sueldos cuando las cosas vayan mal.

* Único modelo de contrato laboral estable: Entre las propuestas del CEIM estaba ésta, según la cual habría una única modalidad de contrato con una indemnización de 20 días por año de servicio y máximo de una anualidad, sea la extinción por causa económica o declarada improcedente. Vamos, que te despidan como te despidan, te pagarán 20 días por año trabajado

* Contrato en prácticas: Ampliación del contrato en prácticas a tres años para todos los titulados Esto no necesita más explicación. Vamos a estar cobrando una mierda durante tres años después de terminar esa carrera.

Resumiendo, que en vez de avanzar vamos para atrás.
Anuncios