Campaña electoral

Este post no estaba pensado para este blog y está escrito hace ya algún tiempo pero os lo dejo, sobre todo para aquellos que compartis mi interés/sufrimiento. Solo quedan 15 días. Seguro que lo superamos.

CAMPAÑA ELECTORAL

Si, me gusta la política y sí, me interesa toda esta parafernalia que suponen las campañas. No voy a decir que me gusten porque estaría mintiendo, pero las sigo, a pesar del riesgo de úlcera. Supongo que el hecho de que te guste la comunicación es un plus para que estas cosas te interesen. Por eso me gustan más las elecciones americanas, porque ya que todo es un circo, al menos ellos lo montan bien. Ahí van algunas razones por las que mi úlcera se acerca cada día más:

– Hay un candidato que probablemente se convierta en presidente que no habla desde que se adelantaron los comicios más que en los mítines. No contesta ninguna pregunta a los periodistas, no da casi ruedas de prensa y evita explicar que hará si gana. Los más optimistas dicen que cuando arranque la campaña esto cambiará pero tengo mis dudas. Supongo que es fácil ganar sin exponerte a nada cuando se lleva ventaja. Veremos si cuando empiece a aplicar los planes que tanto le gustan, estilo Cameron, las cosas le van tan bien.

– Hay otro candidato que se ha pasado años en el gobierno impidiendo que salgan adelante varias propuestas que ahora defiende, porque claro, en campaña todo es buen rollo. Eso por no mencionar la habilidad que tiene para evitar preguntas y contestar lo que le interesa en cada momento. Total, como a priori tampoco va a ganar, qué más da prometer de todo.

– Hay unos eventos de cada partido, que los realizan por los propios partidos y son emitidos por las televisiones haciendo propaganda pura y dura de los eventos de cada uno. Eso con los que tienen pasta, porque el resto ni aparecen. Señores, lo siento pero eso debería estar prohibido, si quieren minutos de tele, yo llevo mis cámaras y se arriesgan a que salga bien o les pillemos en un renuncio. Si no, que se paguen la publi como todo hijo de vecino.

– En poco más de una semana hay una especie de debate, al que podríamos llamar monólogo o pantomima, en la que solo participan dos partidos (como si esto fuese EEUU) En este debate, en el que ya se están encargando los partidos de milimetrarlo todo, el moderador, se limita a dar el turno de palabra y a hacer que se cumplan las normas. Da igual que contesten a lo que se les pregunte o no, el moderador no tiene ni voz ni voto. Vamos, que nos llevamos el modelo americano de los dos candidatos, pero nos dejamos lo del trabajo del moderador que puede insistir, volver a preguntar o lo que crea conveniente. Eso, que hace de periodista. Aqui lo moderará probablemente Campo Vidal pero vamos, que casi como si lo hace el becario. Me temo que nunca veremos un debate así, que sé que es ficción, pero así deberían ser:

– Por no hablar de la neolengua que utilizan para no explicarnos nada. Estaría bien que igual que las teles les hacen la publi gratuita hubiese un servicio de subtítulos estilo Annie Hall para que podamos ver lo que realmente están pensando.

– Hay unos partidos minoritarios a los que nadie o casi nadie hace caso y somos pocos los que nos quejamos de estas cosas. Si no estamos, oficialmente, en un sistema bipartidista, ¿por qué el resto no tiene los mismo derechos que los dos mayoritarios? ¿nos hemos planteado que quizá estos sean mayoritarios porque tienen más presencia? Que yo sepa, la mayoría vota al que más sale en la tele (y bueno, entre esos al que más se aproxime a lo que cree) Pues eso, que si hay más partidos con representación, o todos o ninguno, así de fácil.

Y sí, a pesar de todo esto me interesan. La ropa que llevan, como organizan los eventos, el lenguaje no verbal, los anuncios, etc. Todavía queda mucho que aprender de los americanos en el arte de las campañas (no hay más que ver como presenta al candidato este anuncio y este otro. los dos son conservadores para que el perfil sea lo más parecido que puedo conseguir) pero no os preocupéis, la campaña yankee está a punto de empezar (las primarias republicanas ya están en marcha). Al menos aquí nos quedan las redes sociales y las cagadas varias que están teniendo los políticos. Esperemos que tarden en aprender como funcionan y podamos verlos ‘al natural’ el mayor tiempo posible.

Anuncios