MI HIJO

Señales había. Sé que debí haberlas visto: independiente, agresivo, calculador, manipulador. No voy a engañarles: una madre, aunque disimule, lo sabe todo de sus hijos. He de confesar que ahora que lo veo en los telediarios y sé en lo que se ha convertido, incluso me da miedo.

Créanme: No me gusta que sea un político.

                                                                        Pablo Llanos
Anuncios