Perry intenta rentabilizar su Oops!

El último cartucho que le queda a Rick Perry para mejorar su situación actual es recurrir al humor, a pesar de que con ello corre el riesgo de parecer un payaso. Creo que necesitará algo más que esto para recuperarse y plantarle cara a Rommey o incluso a Gingrich, el último favorito en las encuestas.

Anuncios