Todos contra Romney

Es más que probable que Romney acabe siendo elegido candidato pero aún hay muchos candidatos más intentando hacer todo lo que esté en su mano para acabar con él. Después de los muchos anuncios que se han utilizado durante el último mes y pico contra Gingrich, éste, más por venganza que por otra cosa, ha puesto toda la carne en el asador y ataca duramente a Romney, no ya por su moderación sino por su pasado empresarial. (El video es una parte de un documental del que Gingrich ha comprado los derechos para utilizarlo en varios anuncios)

Esto fue lo que dijo Gingrich en el Today show de la NBC:

“Look, I’m for capitalism, but if somebody comes in, takes all the money out of your company and then leaves you bankrupt while they go off with millions, that’s not traditional capitalism.”

Esta noche se celebran las primarias de New Hampshire en las que a priori ganará Romney (las encuestas le dan un 38%) pero lo que realmente importa es quién queda segundo. Dependiendo de cómo quede el resto de candidatos, alguno decidirá retirarse y podría unirse a otro de los candidatos o todos decidirían seguir, manteniendo el voto conservador dividido (Hunstman podría quitarle algunos votos por el centro). En esta ocasión, Santorum que fue segundo en Iowa cae hasta el cuarto puesto y Huntsman, que no obtuvo ni el 1% de los votos al decidir no hacer campaña y centrarse en New Hampshire, estaría en tercera posición, dando la sorpresa. El segundo y tercer puesto serían un billete para la siguiente cita en Carolina del Sur, donde también volverá Perry.

Foto: Hunstman haciendo campaña en New Hampshire (Evan Vucci/AP Photo)

Lo ideal para Romney sería acabar con todo esto el 31 con las primarias de Florida pero visto lo visto, tendrá que pelear durante más tiempo. Esto hará que tenga que gastarse mucho más dinero que podría utilizar para pelear contra Obama y viendo las agresivas campañas que llevan los candidatos entre ellos (tampoco ayudan sus propias declaraciones diciendo que le gusta despedir gente o apostándose 10,000$ en una tonta apuesta durante un debate) llegará ya con una imagen más que desgastada. Con el espectáculo que está ofreciendo el GOP y la economía recuperándose poco a poco, Obama lo tiene cada día más fácil.

Anuncios