Amplia victoria de Romney en Nevada

Como era de esperar Romney ha ganado en Nevada, con un amplio margen respecto a sus compañeros (o algo) del partido. Era más que previsible, pero el margen de victoria era importante ya que al ser un estado bastante favorable para Romney, ganar por la mínima hubiese sido un fracaso.

Nevada tiene cerca de un 25% de población mormona, que aunque no haya sido la única razón por la que Romney ha ganado, tener a un cuarto de la población de tu parte ayuda bastante.

Romney ya se ve ganador. En su discurso de victoria se ha dedicado a criticar las medidas de Obama, criticando incluso los datos del paro que han salido esta semana:

“This week he’s been trying to take a bow for 8.3% unemployment. Not so fast, Mr. President.”

Ha dicho que aún así siguen estando por encima del límite que marcó el propio gobierno de Obama para después añadir que si es presidente, su prioridad será mantener los trabajos de la gente y no el suyo. Ni una referencia al resto de contrincantes. Ya está pensando en noviembre.

Gingrich no está para fiestas. Ha salido a hablar el solo, sin seguidores, con un tono apagado pero diciendo que llegará hasta Tampa (donde se celebra la convención republicana este verano) Y es que en el momento en el que escribo esto, Gingrich ya está segundo, pero ha estado hasta hace poco en una pelea muy igualada con Paul por el segundo puesto.

Nevada cuenta con 28 delegados, de los que 11 irían para Romney (habrá que ver como queda el recuento final pero andará ahí) por lo que quedará con 90 delegados. Hoy también han arrancado los caucus de Maine (se juegan 24 delegados) que durarán unos días y terminarán el día 11. Este martes será el turno de Minnesota, Missouri y Colorado.

Es probable que si no sois muy frikis de la política estadounidense a veces penséis que esto de las primarias es un lio incomprensible. Sí, lo es. Estas son las segundas elecciones que seguimos y todavía no lo tenemos del todo claro. En este video lo explican:

Anuncios