Y mientras tanto, en los cines…

Mientras Hollywood celebra su fiesta anual, orgullosos todos de su cinefilia al premiar a dos cantos de amor al cinematógrafo como son “The Artist” y “La invención de Hugo” (y uno de ellos mudo y en B/N, ¡nada menos!), mientras todo eso ocurre en el Kodak Theatre y alrededores… el público norteamericano clama en taquilla lo que realmente le importa. El público que llena las arcas de los estudios y mantiene viva la industria de Hollywood. El público de multicines de centro comercial, vaya. Ése que no quiere ni oir hablar de ver una película muda, y para quien la mejor invención que hay en los cines es la bandeja de nachos con queso.

Ese público, sin cuyos dólares ni Weinsteins ni Scorseses tendrías dineros, ha dicho este fin de semana de los Oscar que las películas que realmente interesan son:

– En 5ª posición, con 10 millones de dólares de recaudación, “Todos los días de mi vida”: un pastel romántico con la chica de “El diario de Noah” y un trozo de carne con ojos llamado Chaning Tatum.

– En 4ª posición, con 11’4 millones de dólares, “El invitado”: una buddy movie de mamporros con Denzel haciendo de malote seductor (otra vez), Ryan Reynolds para hacer contraste y el hijo bastardo de Tony Scott como realizador.

– En 3ª posición, con 13’5 millones, “Viaje al centro de la Tierra 2: la isla misteriosa”. Que es algo así como titular a una película “Tintín 2: Astérix”. El hecho de que su protagonista se haga llamar “The Rock” debería decirnos algo sobre su capacidad expresiva.

– En 2ª posición, con 16 millones, “Good Deeds”: la típica película de Tyler Perry que difícilmente encontrará distribución en España, porque está hecha por afroamericanos para público afroamericano, de/para/por/sobre/tras afroamericanos . La crítica siempre despedaza sus películas, pero ganan mucho en relación a lo poco que cuestan, y su público es extremadamente fiel.

– En 1ª posición, “Acto de valor”, con 24’7 millones: una película protagonizada por auténticos Navy Seals haciendo de sí mismos. No es broma. Y por otra parte, no pueden ser peores actores que Steven Seagal haciendo de Navy Seal. Los Cuerdos que llevan la campaña republicana lo sabrán mejor que yo, pero seguro que Mitt Romney y compañía se han declarado superfans de este film. Gran éxito en Utah (probablemente).

Esas son las cinco películas que triunfan en taquilla en Estados Unidos, mientras Hollywood se llena la boca de cinefilia. Menos mal que en nuestro país los espectadores tienen un paladar mucho más fino, como demuestra que la película española más taquillera del año pasado fuera…

Anuncios