El Supermartes de Obama

Ayer se celebraron primarias republicanas en 10 estados, que reparten 437 delegados, el 40% de los necesarios para conseguir la nominación y aunque Romney ganó en seis de ellos, no puede decirse que sea una gran victoria.

Romney ganó en Massachusetts, donde fue gobernador con el 72% de los votos, que le permitirán llevarse la totalidad de sus delegados (quedan los tres libres) al no haber llegado ninguno de los otros candidatos al 20% necesario para el reparto de delegados. Se llevó también Vermont, estado vecino; Idaho, con una gran población mormona; Alaska   y Virginia donde solo competía con Paul, ya que ni Gingrich ni Santorum llegaron a tiempo para aparecer en las papeletas. Con una victoria muy apretada, también se llevó Ohio, el estado más importante de este Supermartes.

Santorum se llevó tres de las primarias, Oklahoma como se esperaba, Tennessee en el que por lógica también tenía que ganar pero que en los últimos días se había convertido en uno de los estados que Romney podía llevarse y Carolina del Norte, que fue la victoria más inesperada de Santorum. En su discurso dijo que esta noche iban a llevarse unos cuantos oros y muchas platas y así ha sido. A pesar de acabar perdiendo Ohio, ha aguantado bien y esto le permite tener ahora mismo 176 delegados, que aunque estén lejos de alcanzar a los de Romney, lo convierten en la mejor alternativa.

Gingrich solo ganó en Georgia, su estado, al que ha representado durante 20 años y aunque es más que probable que tenga que acabar tirando la toalla, cosa que su ego le impide hacer, en su discurso dijo que nada de retirarse. “Soy una tortuga. Paso a paso” De esta manera empieza a convertirse en el mejor amigo de Romney, al seguir separando el voto conservador, impidiendo que Santorum ganase ayer por ejemplo muchos más delegados y se llevase Ohio.

Ron Paul acabó la noche con cero victorias. Se esperaba que quizá alguno de los estados que celebraban caucus pudiesen darle alguna victoria pero al final no ha podido. Es interesante ver el dato de Virginia, donde solo competia con Romney y al que acabo quitando el 40% de los votos. Esto deja muy claro como se sienten los republicanos con Romney. A pesar de no tener ninguna opción, un 40% votó por Paul.

La única ventaja de Romney son las matemáticas. A pesar de no tener un liderazgo claro, lo que será un problema en las generales, sigue arañando delegados de un lado y otro y cada vez está mas cerca de los 1144 necesarios. De seguir así puede incluso darse el caso de llegar a Tampa con una convención abierta pero la lógica (que no siempre está funcionando en estas primarias) dice que Romney será capaz de llegar a la convención con los delegados suficientes.  Ayer en la CNN Palin dijo que no cierra la puerta a ninguna opción si se llega a la convención sin un candidato (min 4 del video). Si Palin se presentase en el último momento, eso si que se convertiría en un festival.

Sin duda el gran vencedor de ayer fue Obama. Mientras en el GOP se quitaban delegados unos a otros y su equipo se emborrachaba viendo los resultados  Obama dio ayer su primera rueda de prensa del año en la Casa Blanca (totalmente casual que fuese ayer) Los periodistas preguntaron mucho sobre Iran e Israel y sobre la posición que él tomará, mientras los republicanos siguen diciendo que apoyarán la guerra. Obama contesto que ellos pueden decir lo que quieran ya que no son comandantes en jefe y no tienen responsabilidades pero que él tiene que pensar en las consecuencias que eso traerá para EEUU. (min 8:30 del video)

Lo dicho, mientras unos aparecen como cuatro tipos peleándose entre ellos e incapaces de tener un lider claro, Obama aparece serio, hablando de la importancia de tomar las decisiones adecuadas para el futuro del país. Como sigan así, le están poniendo la victoria muy fácil.

Anuncios