Creciendo con el cine: Curiosidades de “El Imperio contraataca”

Hace un par de días, en el capítulo 1 de “Creciendo con el cine”, recordamos el estreno de “El Imperio contraataca” en septiembre de 1980, y todo lo que un estreno implicaba en aquellos ya lejanos años. Ahora, recordamos la película en sí con algunas de sus curiosidades más asombrosas.

Título original: “THE EMPIRE STRIKES-BACK”

Estreno en Estados Unidos: 21 de mayo de 1980

Estreno en España: 29 de septiembre de 1980

Número de espectadores en España: 2.842.496

–          El presupuesto inicial de “El Imperio contraataca” era de 18 millones de dólares, siete millones más que “La guerra de las galaxias”. Buena parte de ese dinero lo puso George Lucas de su propio bolsillo, invirtiendo todas las ganancias que había obtenido con el primer film de la saga. Y para reunir el resto pidió un préstamo al Bank of America Entertainment, en vez de pedir el dinero a alguna de las grandes productoras de Hollywood. El objetivo de Lucas era no deber ni un solo dólar a las “majors”, para poder rodar su película con total independencia. Lo que significa que “El Imperio contraataca” es, por definición, un ejemplo del llamado “cine independiente americano”.

–          La recaudación mundial de “El Imperio contrataca” en las taquillas de los cines supera los 538 millones de dólares. Es decir, casi 20 veces lo que costó. Y Lucas se comportó con una generosidad insólita en Hollywood: una vez que empezó a recibir los beneficios, repartió entre el equipo del film 5 millones de dólares, al margen de los sueldos que ya todos habían cobrado.

De izquierda a derecha, Mark Hammill, George Lucas, Carrie Fisher y Harrison Ford

–          George Lucas renunció a dirigir la película, consciente de que sólo el trabajo de producirla ya iba a ser una tarea titánica. Así que contrató a un director de confianza: Irvin Kershner, que había sido profesor de Lucas en la Escuela de Cine de la Universidad de California del Sur. Kershner era 21 años mayor que Lucas y tenía fama de ser un intelectual excéntrico: era budista, vegetariano y tocaba el violín. Inicialmente rechazó la oferta de dirigir “El Imperio contrataca”, pensando que iba a ser imposible estar a la altura de “La guerra de las galaxias”. Pero su agente prácticamente le empujó a que aceptara el encargo.

Irvin Kershner (a la derecha).

–          El guión inicial de George Lucas para “El Imperio contraataca” fue retocado por el propio Kershner y por dos guionistas de prestigio: la veterana Leigh Brackett, que escribió para Howard Hawks films tan legendarios como “Rio Bravo” o “El Dorado”, y el entonces emergente Lawrence Kasdan, que acabaría siendo el respetado director de “Fuego en el cuerpo” o “Grand Canyon”. El trabajo de Kasdan y Brackett consistió, fundamentalmente, en dar “profundidad dramática” a los personajes y a la historia (justo lo que no tenía “La guerra de las galaxias”).

–          Las escenas del planeta helado Hoth se rodaron en Noruega. George Lucas quería espectaculares y remotos paisajes nevados, pero en cuanto el equipo del film llegó a Noruega, se desató la peor tormenta de nieve que habían sufrido en ese país en 50 años. Adentrarse en la nieve era poco menos que un suicidio, así que muchas de las escenas de Hoth se filmaron… en el patio trasero del hotel. Los únicos que estaban sobre la nieve eran los actores, mientras los cámaras y el resto del equipo permanecían bien resguardados en el porche del hotel.

–          La escena inicial del ataque del Wampa (la criatura de la nieve que arrastra a Luke Skywalker hasta su guarida) fue añadida a última hora, para justificar el nuevo rostro de Mark Hamill. El actor sufrió un gravísimo accidente de coche cuando sólo faltaba un día para terminar el rodaje de “La guerra de las galaxias”, y sus últimas tomas para ese film las rodó un doble, de espaldas, mientras Hamill estaba en el hospital. Sufrió una fractura de nariz y de pómulo izquierdo, estuvo siete horas en el quirófano y la cara de niño que tenía en la primera “Guerra de las galaxias” adquirió una expresión mucho más dura. Y como había que justificar de algún modo ese nuevo rostro, se incorporó a “El Imperio contraataca” la escena en la que el Wampa, nada más aparecer, da un zarpazo a Luke Skywalker en plena cara.

–          La inocente Carrie Fisher que encarnó a la Princesa Leia en “La guerra de las galaxias” había cambiado mucho cuando filmó “El Imperio contraataca”. En Hollywood salía con John Belushi (hasta compartieron pantalla brevemente en “Granujas a todo ritmo”) y no había sustancia que no consumieran. Y en Londres, donde se rodaron casi todas las escenas de “El Imperio contrataca”, Fisher estaba alojada en una casa que pertenecía a Eric Idle, miembro de los Monty Python. Así que Fisher acabó saliendo de juerga más de una vez con los mismísimos Monty Python. La Princesa Leia era la Reina de la Noche.

De izquierda a derecha, Irvin Kershner (con gorra), Harrison Ford, Carrie Fisher y Billy Dee Williams (con una taza poco galáctica).

CONTINUARÁ: la semana que viene, últimas curiosidades de “El Imperio contraataca”.

Creciendo con el cine: Capítulo 1 “El imperio contraataca”

Anuncios