Creciendo con el cine: más curiosidades de “El Imperio contraataca”

Última entrega de las curiosidades sobre el rodaje de “El Imperio contraataca” que empezamos a ofrecer la semana pasada, al hilo del capítulo 1 de “Creciendo con el cine”. Veníamos de las juergas que se pegó en Londres la actriz Carrie Fisher con los Monty Python, y seguimos con…

–          Harrison Ford era el único del trío protagonista de “La guerra de las galaxias” que no había firmado desde un principio por rodar tres films, sino solo por uno. De hecho, estaba convencido de que su personaje no iba a tener mucho que hacer en una tercera entrega, así que pidió repetidamente a George Lucas que matara a Han Solo en “El Imperio contraataca”. Lucas optó por una solución de compromiso: congelarían a Solo en carbonita, al final de “El Imperio contraataca”, y ya verían después si le resucitaban o no en “El retorno del Jedi”.

–          Estatura de Harrison Ford: 1’85. Estatura de Carrie Fisher: 1’55. La escena del beso entre sus personajes la rodaron con Carrie Fisher subida a una caja de madera.

Arriba, Yoda. Abajo, Frank Oz

–          El mayor riesgo de “El Imperio contraataca” era el personaje de Yoda. George Lucas sabía que si Yoda no resultaba creíble para el gran público, si los espectadores sólo veían una marioneta de felpa, entonces el film sería un fracaso. Por eso contrató a los mejores para dar vida al venerable Yoda: la marioneta la diseñó Stuart Freeborn, que tenía en su currículum los rostros de los chimpancés de “2.001: una odisea del espacio”, y el encargado de manipularla en el plató fue Frank Oz, experto y habilísimo marionetista de “Los teleñecos”.

Mark Hamil y Yoda, visitados en el plató por Miss Piggy y la rana Gustavo.

–          Los decorados de Dagobah, el pantanoso planeta en el que vive Yoda, se alzaban metro y medio sobre el suelo del plató, con el fin de que Frank Oz tuviera espacio suficiente para manipular la marioneta bajo el decorado. Por su parte, Stuart Freeborn diseñó a Yoda inspirándose en su propio rostro, y después le añadió montones de arrugas, calcando prácticamente las arrugas faciales de una foto de Albert Einstein. El objetivo, por supuesto, era lograr que Yoda tuviera la expresión de alguien sabio e inteligente.

Decorados de Dagobah

–          Al entrar por vez primera en la diminuta choza del maestro Yoda, Luke Skywalker se da un golpe en la cabeza contra el marco de la puerta. Ese cabezazo era parte del guión, pero por lo visto Mark Hamill no lograba dárselo de forma que pareciese natural, así que Irvin Kershner le obligó a repetir la escena del golpe… 16 veces.

–          Se construyeron 64 decorados para rodar “El Imperio contraataca” y el más llamativo era el que reproducía a tamaño real el Halcón Milenario, la nave espacial de Han Solo. Ese decorado pesaba 23 toneladas, medía 20 metros de diámetro y casi 5 metros de altura, y fue un decorado sin igual en toda la saga galáctica, porque el Halcón Milenario no se construyó entero para ninguna otra de las películas de “La guerra de las galaxias”.

Uno de los decorados que recrearon el Halcón Mila… Milenario.

–          El campo de asteroides en el que se adentra el Halcón Milenario, en una de las mejores escenas del film, no estaba hecho únicamente con maquetas de asteroides. Y es que uno de los asteroides que surcan la pantalla en primer plano es en realidad una patata, y otro de ellos (aunque éste al fondo de la imagen y casi invisible) es una bota. El perfeccionista George Lucas obligó a los técnicos de efectos especiales a repetir las tomas de los asteroides decenas de veces, y acabaron tan hartos que incluyeron la bota y la patata, como pequeña venganza. Durante años, nadie se dio cuenta. Lucas tampoco.

La semana que viene, 2º CAPÍTULO DE “CRECIENDO CON EL CINE”: cómo veíamos cine por televisión en los años 80, aquella asombrosa década en la que se daban películas en blanco y negro, y MUDAS, ¡a las cuatro de la tarde!). Y además, por qué “ATERRIZA COMO PUEDAS” es la mejor comedia de la historia del cine (bueno, igual no lo es… pero ninguna otra película explica con tanta claridad qué es un hospital).

Creciendo con el cine: capítulo 1 “El imperio contraataca”

Anuncios