Santorum gana en Louisiana pero nada cambia

Santorum ha obtenido la victoria en Louisiana por mas de 20 puntos pero aún así casi nada cambia en la carrera republicana. Es un estado que reparte los delegados de manera proporcional por lo que al final, Santorum se ha llevado 10 delegados y Romney 5. Gingrich ha quedado tercero y se ha quedado sin ningún candidato al no llegar al mínimo necesario para entrar en el reparto. Lo único que aclara esto es lo que ya sabíamos: que esto es ya una carrera entre dos (y a duras penas)

El 3 de abril es el turno de Wisconsin, Maryland y el distrito de Columbia. Santorum sigue necesitando una gran victoria para mantenerse en la pelea y que las matemáticas no acaben con sus esperanzas y Romney necesita no cometer estúpidos errores que hagan su carrera aún más dicífil.

Esta semana preguntaron a uno de los portavoces de la campaña de Romney cómo podría recuperar los votos de los más moderados una vez conseguida la nominación después de haberse pasado todas las primarias yendo cada vez más hacia la derecha para conseguir votos frente a sus rivales. En una respuesta muy poco acertada, Erich Fehrnstrom contestó lo siguiente:

“Well, I think you hit a reset button for the fall campaign. Everything changes. It’s almost like an Etch-A-Sketch. You can kind of shake it up and restart all of over again”

Grandioso. Evidentemente no es algo que acabará con el pero para alguien a quien se le acusa desde hace meses de cambiar de opinión según le interesa no es nada positivo. Es probable que las parodias y menciones que se están haciendo durante estos días no duren más que un par de semanas. O puede que no (en la película Game Change nos recuerdan lo que supusieron las parodias del Saturday Night Live con la ya de por si fatal entrevista de Palin) . Lo que está claro que él mismo es el mejor dando material de ataque a sus rivales.

Anuncios