Con la iglesia hemos pintado

En Berlin, en el barrio de Kreuzberg está la Emmaus-Kirche una iglesia evangelista que tiene la particularidad de que su base es circular. Después de la caída del muro y con el auge del arte callejero en la ciudad de Berlín, los muros de esa base redonda se llenaron de pintadas, graffitis y streetart. La Iglesia quería repintar esos muros y dejarlos del color natural de ladrillo rojo e instaron al cura titular de la misma. Supongo que el párroco pensaba que su iglesia debía de ser una moderna Capilla Sixtina porque se negaba a borrarlos por si acaso el mesías, cuando volviera, lo hacía convertido en artista urbano.

Las autoridades eclesiásticas cambiaron al cura y pintaron la iglesia.

Anuncios