Timando al tiempo

Time al tiempo. No dude. Si piensa que ya pasaron los tiempos en los que tenía tiempo para perder el tiempo o por el contrario piensa que cualquier tiempo perdido fue mejor salga pronto de trabajar, róbele horas al sueño, llegue tarde a su próxima cita, sea como sea, saque tiempo para ir al teatro a pasar un rato divertido viento el espectáculo de Ron Lalá. Pase usted a formar parte por un instante de una troupé eternamente atemporal junto a Horacia, Segundino, Zángano de la Miel, Cromagnon de la Isla y la Srta. Margarita.

Madrugue, vistasé deprisa que tiene espacio en el día para llegar a un patio de butacas muy particular. Recuerden avisar a sus  a sus viejos amigos, a su nueva novia,  a sus amigos de ahora, a sus primos segundos, invite a todo su time line, disfrute en tiempo real y sin pausas para la publicidad: Time al tiempo, búrlese de él. Nunca lo olvidará. Probablemente tampoco lo recuerde. Viajará a un pasado monthypytoniano (he dicho que puede inventar palabras nuevas), volverá a un presente que hubieran regalados Les Luthiers. Se sincronizará con los actores, interacturaá con ellos y también aplaudirá al alimón.

Pruebe. No tiene nada que perder, excepto el tiempo.

Anuncios