Preparando la artillería para las convenciones

A finales de este mes, el partido Republicano celebrará la convención en la que Romney será proclamado candidato oficialmente en Tampa, Florida, donde hablaran entre otros McCain o Condoleezza Rice (aún no se ha anunciado quién dará el discurso inaugural) Mientras, Romney ha vuelto de un viaje bastante accidentado por Londres, Israel y Polonia. Las declaraciones comentando la mala organización de los JJOO, otra que afirmaba que los palestinos están como están por razones culturales o el kiss my ass de su jefe de prensa no han hecho más que aumentar las comparaciones con el viaje que realizó Obama en el 2008. Los tiempos cambian y como simbolo, el modo que ha elegido la campaña de Romney para dar a conocer al candidato a vicepresidente que lo acompañará. Una app por la que se informará del elegido. ¿Será Rubio? ¿será Ryan? ¿será…? The New Yorker publica un largo perfil de la nueva sensación republicana, Paul Ryan.

Justo después de la nominación de Romney llega la convención del partido Demócrata en Charlotte, Carolina del Norte. Los demócratas han optado por una joven promesa, Julian Castro, alcalde de San Antonio, de origen latino para dar el discurso inaugural y a una vieja gloria como Bill Clinton, que goza del mayor índice de popularidad en años, para acompañar a Obama. Ya en 2004 Obama ocupó el puesto de Castro. Un joven senador de Iliniois que se presentó con un gran discurso e hizo que todas las miradas se dirigiesen a él. Aunque nadie sabe que futuro espera a Castro es inevitable que muchos lo consideren ya el nuevo Obama. A los que hayan visto The West Wing les resultará difícil no acordarse de Santos y de su discurso en la convención:

Anuncios