Así surgió TEDxAmara

No recuerdo si fue en una de mis visitas a Donosti o en alguna de los cuerdos a Madrid pero lo que sí sé es que como casi todas las ideas que tenemos, surgió en un bar. Hablábamos de eventos y saraos varios a los que habíamos ido desde la última vez que estuvimos juntos y nos dimos cuenta de que era muy raro que nadie en Donosti hubiese montado un TEDx “bueno, ya se animará alguien

Tras unas cuantas cervezas, alguien dijo “¿y si lo hacemos nosotros?” En un principio pareció una idea de sábado, que olvidaríamos al día siguiente, pero empezamos a darle vueltas y cada vez lo teníamos más claro. Parte de los cuerdos está(ba) en paro, otros con trabajos un tanto precarios y todos con ganas de aprovechar ese tiempo en hacer algo que nos interesara y nos permitiese aprender. Solo faltó que alguien dijera “no hay huevos

En general nos gusta charlar con gente que sabe de cosas que a nosotros se nos escapan así que pensamos que el TEDx que organizáramos no debía ser sobre un solo tema. Juntaríamos a gente que lleve a cabo proyectos en diferentes areas y así los que participen podrán descubrir proyectos que probablemente no descubrirían en sus círculos habituales.

Empezamos a barajar posibilidades y a hacer una lista de posibles ponentes. “Oye ¿y si escribimos a tal?” “No sé yo si vendrá…” “Bueno, por intentarlo no perdemos nada ¿no?” era una conversación bastante habitual entre nosotros. Sorprendentemente, todos los ponentes aceptaron sin ponernos problema ninguno. Este es el resultado:

La otra parte, la económica, es la que más nos está costando pero en ello seguimos.

Anuncios