La memoria es el camino

Todos los relatos contienen un viaje. Alguien sale de viaje hacia lo desconocido- ya sea este viaje físico o emocional . (El Quijote, Gulliver, Simbad…), o bien a partir de la llegada de un elemento desconocido a un entorno estable (o bien se combinan las dos como en King Kong).

nagore

A partir de ahí comienza la narración de una historia. Y las historias no están más que para mantener viva la memoria.  El periodista Guillermo Nagore emprendió un viaje que comenzó en el fin del mundo, Finisterre, y le llevó al que es el principio de muchas cosas: Jerusalem. Un viaje en favor de los afectados por Alzheimer, en busca de historias que hicieran camino por la memoria.

Para que los relatos y los cuentos cumplan su cometido deben ser contados y difundidos, a veces mediante la narración oral, de padres a hijos, de abuelos a nietos, de hermanos mayores a hermanos pequeños. Otras veces, mediante los libros, o la prensa, incluso mediante la televisión, y en los tiempos que corren ¿Qué mejor boca a boca que las redes sociales? Nos hablará de la importancia de la utilización de las redes sociales en una aventura que tiene como objetivo la difusión de una causa solidaria, la defensa de los enfermos de Alzheimer y sus cuidadores. La memoria es el camino.

Fue precisamente mediante las redes sociales, concretamente mediante Twitter, como yo me enteré de la aventura de Guillermo, le empecé a seguir, a él en twitter, y a su aventura a través de sus palabras y las de sus seguidores, y así mismo fue como me puse en contacto con él para que participara en TEDxAmara. Medienta un mensaje directo en twitter al que me respondió con un “cuenta conmigo”.

En TEDxAmara tuvimos oportunidad de escuchar su apasionante relato y él mismo se encargó, al finalizar de seguir difundiendo el mensaje.

_MG_0113

Está demostrado históricamente que lo más importante de una buena idea no es que sea buena, ¡sino que la gente la conozca! Por ejemplo, el inventor Antonio Meucci tuvo una gran idea, hacia el año 1857: una idea llamada “teléfono”. Pero casi 20 años más tarde, Alexander Graham Bell tuvo una idea todavía mejor: la idea ¡de patentar el teléfono! Así fue como, todavía hoy, mucha gente piensa que el teléfono lo inventó Graham Bell, aunque en realidad lo inventara Meucci. Y todo esto quiere decir que las buenas ideas hay que saber comunicarlas. Para ello, antes usaríamos el teléfono, pero hoy están las redes sociales y toda la tecnología de Internet. Que han servido, por ejemplo, para que todo el mundo supiera que un periodista llamado Guillermo Nagore viajó a pie, desde Finisterre hasta Israel, para llamar la atención sobre el problema del Alzheimer. Nagore completó su increíble viaje, pero sobretodo, logró que el mundo entero se enterara.

Esta acción de sensibilización contribuirá a la aspiración de CEAFA de contar con una Política de Estado sobre el Alzheimer. Todo el proyecto se recoge en la web “La memoria es el camino”

Anuncios