La casa por el tejado

Un par de centenares de vecinos se agolpa al alba delante del portal del piso de José en Getafe. Esperan la llegada de la Secretaria Judicial que viene a ejecutar el lanzamiento de la orden de desahucio que pesa sobre José y su mujer.  Sobre su piso estaba pendiente una hipoteca impagada firmada por quien les había vendido el piso.

– Esto parece un circo – dice la secretaria judicial que llega acompañada por ocho lecheras y dos coches policiales.

– Y tú la payasa – le responde el líder de los vecinos que realizan una finalmente ineficiente resistencia pasiva.

Una vez ejecutado el desahucio, la secretaria judicial y su troupé de sirenas se marchan entre una lluvia de huevos.

– ¡¡Hay que garantizar el acceso a la vivienda!! – clamaron las autoridades. Y el presidente Aznar creo una ley para liberalizar el Suelo.

El país entraba en una burbuja inmobiliaria durante más de diez años que desembocaba en una crisis hipotecaria en la que todas las personas compraban casas con el dinero que no tenían, excepto algunos pocos casos de quien alquilaba.

– ¡¡Hay que conseguir que las familias se sientan seguras a la hora de poner su casa en alquiler!! – clamaron las autoridades. Y el presidente Zapatero aprobaba una ley para agilizar los desahucios y así acabar con los inquilinos morosos.

Durante los seis años siguientes, los circos casi habían desaparecido pero las concentraciones de vecinos delante de casas de personas con orden de desahucio se multiplicaban hasta llegar a sobrepasar la centena diaria.

las autoridades no clamaron nada.

 

 

 

Anuncios